La confirmacion de un sueño

Hablemos claro sobre las cosas que en verdad importan, les propongo en esta ocasión y pequeña nota de blog, se tomen un momento para reflexionar sobre éstas, mis palabras, que no tienen más importancia que cualquier otro, pero que buscan simplemente compartir algo muy importante que aquí y ahora sucede y creo siempre sucedió. A menudo solía mirar el cielo nocturno con una mirada profunda, como quien busca encontrar una aguja en un pajar, no solo apreciar la belleza que ofrece la noche en su sabia oscuridad, sino también observar los movimientos que hay en ella, desde los destellos de luz que emanan las estrellas, los aviones, los satélites y porque no también aquellas luces que aun hoy no tienen descripción.

 

blog-erks-cuchi-corral-cordoba-argentina-viaje-sin-destino-avistaje-ovni-luces-argentina-alaska

Vista panoramica de Cuchi Corral

 

Quiero que hablemos claro, porque esto que vivimos junto a Erika aquel pasado diciembre, fue más que solo observar el cielo, fue más que percibirlo y admirarlo en su inmensidad, fue despertar, despertar hacia aquello que sentíamos estaba allí afuera y de lo cual profundamente nunca dudamos que existía, pero que aquella noche quedo en evidencia.

Estoy hablando de nuestra noche en Cuchi Corral, en Córdoba, y seguramente algo hayan oído hablar por experiencia propia o ajena, por escuchar a algún pariente, amigo o quizá también en la televisión. Cuchi Corral se encuentra situado a unos kilómetros antes de Capilla del Monte, lugar famoso por el cerro Uritorco y donde se dice, se encuentra la ciudad intraterrena Erks, fuente de energía y razón por la cual miles de personas van allí a meditar.

Antes de esa noche, Erika y yo, como decía antes, solíamos observar el cielo desde niños, en busca de la confirmación de lo evidente, pero nunca con suerte. Hasta que finalmente y luego de años de perseguir lo desconocido como un fenómeno, hemos dado con la persona indicada, que según dice, nos guiara para un encuentro con “las luces”. Lo primero que nos pide, es que unos días antes de llevarnos a Cuchi Corral, tomemos la sabia decisión de no consumir, ni alcohol, ni carne de ningún tipo, a modo de estar desintoxicados y mas lúcidos para nuestro encuentro. Esto va a modo aclaratorio y para que sepan que aquello experimentado esa vez fue un evento libre de cualquier estupefaciente y lo resalto, ya que muchas veces (y no lo juzgo), muchos ven cosas gracias a elementos externos que poco tienen que ver con la verdadera conexión del ser con su propio espíritu y se confunde lo vivenciado con alguna parte del imaginativo colectivo. Dicho esto, prosigo con el relato, que solo busca llegar a aquellos que de verdad quieran leer algo distinto a lo conocido y que se dispongan a hacerse una serie de preguntas sobre el micro y el macro universo, que escapen cualquier comprensión humana, y que mas allá de creer estas palabras que salen de mi experiencia y mi corazón, busquen ahondar en lo más profundo de su ser para saber de donde venimos.

erks-luces-ufo-naves-irdin-intraterreno-orbs-blog-viaje-sin-destino-argentina-alaska

Luces

 

Como decía entonces, fuimos con ella, la guía contactada a Cuchi Corral, totalmente desintoxicados y abiertos de corazón a una experiencia que al principio nos era sospechosa y hasta pensamos era otro curro mas, como los hay miles aquí en la zona, que solo buscan llenarse de plata y llevarte a ver “ovnis” que nunca llegas a ver.

El lugar es un paraíso perdido, un camino de tierra de varios kilómetros se va metiendo desde la ruta y se va perdiendo por entre las sierras, hasta llegar a la cima, donde se abre un gran e imponente valle desde el cual se observan un pequeño camino, un río, un dique allí a lo lejos y un pueblo pegado a él, algunas casas perdidas y a lo lejos y cerrando aquel valle, toda una cadena de sierras. Mientras el sol cae, Lina nos muestra todas las luces que vamos a ver y las cuales ya son conocidas para nosotros, todas ellas pertenecientes a las personas que habitan aquel valle. Dicho esto, y acomodados sobre una gran saliente que asoma sobre el borde del abismo, Erika y yo nos paramos detrás de ella y nos disponemos a esperar a ver qué sucede, por el momento el viaje allí había valido la pena, aquel atardecer en ese lugar es algo que nadie debería perderse. Lina empieza a cantar y mantralizar mientras el sol desaparece y la oscuridad de la noche da paso a las estrellas y se encienden las luces de todas aquellas familias que habitaban el valle.

Finalmente el momento llego, ella dice, miren a su derecha, allí esta la primera nave, y saluda en el idioma que dice ser el de aquellos seres intraterrenos que habitan la zona serrana. Seguida a esa primera luz, le siguen otras y luego otras y se forma allí a lo lejos, una flotilla de “naves” que están allí, brillando, solo para nosotros, solo para hacernos saber que allí están, que son como nosotros, que son parte del todo y de todos y aquí, casi sin poder mantenernos en pie, por la emoción que esto provocaba en nosotros, no hacemos más que llorar, llorar como bebes, al comprender, al ver que finalmente, aquello que habíamos perseguido tanto tiempo como un fenómeno, en realidad no era tal, en realidad era un hecho mas profundo que ver una nave en el cielo. Los escalofríos, la emoción, la parte consiente que trataba de explicar aquel fenómeno que se presentaba ante nuestros ojos, no dejaban de perseguirnos; pero sepan que creíamos que aquella vivencia nos iba a dar mucho miedo, porque solemos mirar muchas películas de la industria y por lo general donde hay otras vidas, suele haber guerra y exterminio y muuuuucha fantasía; pero en ese instante solo hubo felicidad…..felicidad y amor, y no solo eso. Nuestros cuerpos se llenaron de paz, y en ese instante confirmamos que debíamos hacer este viaje, que ir en busca de lo simple, que ir en busca de mas luces, ir en busca de la verdad, ir derribando mitos, ir compartiendo, ir avanzando en la ruta, era lo que queríamos y debíamos hacer.

Ahora, no me pregunten cómo, no me pregunten el porque, yo solo sé, que ahora lo se, y esto no tiene que ver con religiones, ni con grupos, ni con fanatismos, ni con ideologías, esto es así, es simple, y esta ligado a lo que somos, esta ligado a nuestro espíritu, nuestra energía, o como quieran llamarlo, esta ligado a esa chispa que un día nos encendió y nos convirtió en el ser que somos hoy, esa misma chispa que quizá también alguna vez prendió el universo en el que vivimos y esa verdad vive adentro mío y de Erika y nada ni nadie jamás podrá quitarnos ese momento, porque siempre lo supimos, pero tuvimos la suerte de confirmarlo.

Hoy, casi un año más tarde, rendimos un homenaje con esta nota de blog, al lugar que nos inspiró y dio luz verde a este sueño que teníamos. Volvimos a Cuchi Corral, solos, con Aurora, nuestra kombi, la otra protagonista de esta aventura, para pasar la noche aquí solos, y saben que? Las luces brillaron de nuevo y se mantuvieron allí largas horas, para nosotros y gracias a nosotros y esto nos demostró que nadie tiene que ser un gurú o un contactado para verlas, solo hace falta querer y tener ganas para despertar la conciencia….

 

flotilla-naves-erks-cuchi-corral-cordoba-argentina-blog-viaje-sin-destino-argentina-alaska

Flotilla de naves

 

Se los dejo picando, vayan y vean, cuestionen, es mas simple de lo que creen….

Paul

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

11 thoughts on “La confirmacion de un sueño

  1. Hola amigos. estoy queriendo contactar a lina castro. ya que estoy interesado en la experiencia. si me pueden pasar la dir. se los agradecería. abzo. de las pleyades.

  2. Bueno una nueva experiencia que quiero vivir, gracias se ve interesante he buscado por internet y tiene todo lo que uno busca, asi que a planearla, graciasssss.

  3. Hola yo tmb estuve en cuchi corral y por lo que leí en el primer relato fue exactamente lo que vimos nosotros. Recuerdo que eramos un grupo de 8 personas y llegamos a dar con ese lugar por una mujer contactada que amablemente nos dio una introducción para luego llevarnos allí .
    Fue mágico y muy emocionante ver como poco a poco las luces van apareciendo y acercándose hacia nosotros. La verdad indescriptible

  4. hola vallan al mirador de cuchi corral a la tarde noche miren unos kilometrpos a la derecha y unos kilometros a la izquierda y las luces se iran apareciendo no son autos ,, las que se mueven si!!!! cantenles y pidannle permiso para estar, pidan disculpas den las gracias, pidan perdon y amen.

    • Hola Damian! Hemos estado 2 veces en el increíble Cuchi Corral, y ojala algun día regresemos alli nuevamente, las experiencias con las luces han sido de lo mejor que nos paso en la vida. Abrazo de luz!

  5. Maravilloso! que emoción! he presenciado algunas luces cuando estuve por Capilla del monte y es wow Maravilloso!! Felicidades!!!

  6. Hola nos pasas el contacto de la guia en cuchi corral, nosotros teniamos el contacto pero lo hemos perdido y queremos ir este verano, un abrazo natalia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*
*
Website