Atreviéndome a sentir: 12 meses de vida

Hace mucho tiempo estoy pensando como comenzar este post, y la verdad no se mucho por donde, asumo que lo más certero seria hacerlo desde el comienzo, es que han pasado tantas cosas en estos 12 meses que hasta me resulta extraño estar escribiendo esto en este momento, todavía creo que fue ayer cuando redacte el primer mes de viaje, cuantas aventuras habíamos vivido en tan poco tiempo y ahora cuantas más.

Creo que ya se, ahí lo tengo en mi mente, lo recuerdo y recordare siempre como si fuera el día de hoy, y decía una cosa así….

Mañana del 3 de Agosto del 2013, luego de la despedida en la Plaza de San Fernando:

Conversación dentro de Aurora (la kombi):

Erika (entre llantos): ¿Y? ¿Cómo te sentís? ¿Qué pensas?

Paul: Nose, nose que decir, es raro, todavía no caigo de que nose donde vamos a dormir esta noche

Erika: No puedo creer la cantidad de gente que vino a despedirnos hoy, me abrace con todos

Paul: Yo también, salude a gente que con una lágrima en el ojo y sin conocerme me deseaba buen viaje y me abrazaba como si fuera el hijo

Erika: Lo loco es que no sabemos cuando nos volveremos a ver, nos dijimos adiós….

Paul: Y hay gente a la que quizá si no volvemos en los próximos años, ya no volvamos a ver, eso es lo que duele de la despedida

Eri: si… el no saber si nos reencontraremos, o quizá nos reencontremos en otro lugar, quien sabe….

Paul: Lo importante es que ahora estamos juntos y todo va a salir bien, mira toda la gente que nos quiere, yo me quedo con esos abrazos

Eri: esos abrazos son los que nos van a mantener en pie cuando las cosas se pongan difíciles….

 

blog-manejando-en-aurora-kombi-amarilla-viaje-sin-destino-interior-restauracion-notas-argentina-alaska

Así se daba la primera escena de esta aventura, muchas dudas y mucha incertidumbre en medio de charlas que tenían el único fin de auto consolarnos, de darnos reparo, porque ahora sí, ya no era un proyecto, ya estábamos solos, ella y yo, mirando la vida a través de una ventana, a través de los ojos de Aurora (la kombi), a través de los paisajes y las personas que conoceríamos.

La gente dice que las utopías no existen, pero para mí, ese día, el primer día, con toda la ilusión del corazón fue el día mas mágico y utópico que podría haber experimentado. Estar rodando con toda la tranquilidad y la intranquilidad de tener un futuro absolutamente incierto, atado solamente a la mano del destino, a la mano de lo causal. Muchos nos preguntaban con qué rumbo salíamos, y nosotros contestábamos que lo único que sabíamos es que íbamos a Gualeguaychu, y así a ojímetro sabíamos para donde era, pero no habíamos visto ni la ruta que íbamos a tomar, ni lo que íbamos a tomar jaja, porque no teníamos bidón de agua, solo un balde que pretendíamos llenar con agua de la canilla cada vez que quisiéramos beber, pero en la primera curva nos percatamos que tanta turbulencia hacía que el agua se derramara por cada rincón, haciendo que Eri se ponga nerviosa, jajaja; pues era ella quien lo sostenía entre sus piernas para evitar que se vuelque, pero sin resultado. Esa primera noche dentro de Aurora todo era nuevo, todavía se olía el aroma de la madera nueva de sus muebles y nos generó la sensación de estar dentro de un camarote de barco, con la bolsa de dormir a estrenar, todo funcionaba perfecto, tomamos una sopita instantánea después de comernos el rico budín que Dianita nos dio antes de partir y nos dormimos en la costanera del río, acostados al revés, con la cabeza apuntando hacia el frente de la kombi, porque teníamos miedo de que si dormíamos con nuestras cabezas hacia el baúl, y alguien nos chocaba de atrás, nos iban a dejar turulecos. Al otro día despertamos, desayunamos un te con bizcochuelos mirando el río, que todavía tenía la densa bruma blanca sobre él, cubriéndolo como un manto de frío, el aire que se respiraba era fresco y limpio, y teníamos todas las ansias de cruzar a nuestro primer destino Uruguay. Cuando quise bajar el bidón de gasolina que tenía atado al portaequipajes con una cadena, me di cuenta que no tenía las llaves, entre esas cosas que olvidamos en el lío de salir de casa, y bueno, no quedo otra que ir a los bomberos y preguntar, pero no tenían sierrita por lo que fuimos mecánico por mecánico preguntando hasta que uno me dijo que tenía la sierra pero no el serrucho, y ahí mi señal se prendió, ahí me di cuenta que esto iba a requerir de mucha paciencia, por lo que tome la sierrita a la que ya casi no le quedaban dientes y comencé mi trabajo de chino, cual preso cavando un túnel con cucharita para escapar. Así estuve un rato hasta lograr sacar las cadenas y liberar el bidón, cosas que pienso ahora y veo el mensaje profundo que esto tenía para nosotros, ya se ya se, muy literal pero “romper las cadenas” “tener paciencia” etc.

Uruguay, Argentina, Chile, Bolivia, Peru, Ecuador, Colombia, Panama, que sueño loco, sueño despierto todos y cada uno de los días desde hace un año, sueño tanto que ya desconfío lo lejos que estamos de casa, cuan lejos quedo aquel primer día, todo lo que avanzamos. Y me pasa que ya no me conformo, quiero mas y mas, antes miraba el mapa y decía, pucha ya estamos en Bolivia, o pucha ya estamos en Colombia, y habiendo transitado todo esto, me parece que no hubiera pasado mucho, no me doy cuenta de los kilómetros que recorrimos y miro arriba, a nuestro destino y digo, fuahh, no es taaaaan lejos como creí, o sea, es lejos, pero quiero que me entiendan, uno piensa que es utópico porque nunca lo vivió o nunca se atrevió a hacerlo, pero nada es utópico, el problema es que idealizamos y pensamos que las cosas son mas de lo que son y es simplemente la vida, es elegir hacer las cosas y hacerlas, es una firme decisión, un SI o un BASTA bien puestos y arrancar para otro lado.

blog-beso-colonia-del-sacramento-uruguay-viaje-sin-destino-notas-argentina-alaska

 

Hoy aquí, quiero y hablo en primera persona pero con mis textos hablo por Eri también, quiero agradecerles a todos, a Otilia de Uruguay porque con sus 80 años nos mostró que se puede ser tan joven y activo como uno quiera, a Nacho, Laura y abuela Cuca de Argentina porque nos enseñaron los primeros pasos mecánicos para atender a Aurora y nos trataron como reyes, a Wladimir y Cami de Chile por recibirnos unos días antes de convertirse en padres primerizos, a Walter de Bolivia por darnos un empujoncito de coraje en la frontera, a Yuri de Peru por ponerle alas a Aurora y hacer que no pare hasta la Luna, a Rodo y Marcia de Ecuador por compartir sus aventuras de familia con nosotros, a María Paula y familia de Colombia por llenarnos de luz y amor y darnos paz, y a todos los que tocan este sueño y nos apoyan a que cada día sigamos para adelante, y se que acá no están ni el 5%  de nuestros amigos viajeros y les pido perdón, solo puse algunos ejemplos, pero se han convertido en un pilar importantísimo de esta aventura, sin conocerlos a todos ustedes, nada de esto sería lo mismo, porque viajar es conocer y conocerlos es palpar las tierras que transitamos, con los aromas y costumbres de cada uno.

 

cueva-de-los-tayos-ecuador-blog-nota-misterios-viaje-sin-destino-argentina-alaska

La previa del viaje no fue tarea fácil, que dolor fue darnos cuenta que no estábamos haciendo lo que el corazón nos dictaba, que duro fue salir, que miedo dio dejar todo atrás y lanzarnos a la aventura, que cruel me sentí al tener que dejar mis perros, nuestros compañeros de vida en otras manos, que crudo fue escuchar a los amigos y a la familia decir que no podríamos lograrlo, que triste fue perder algunas amistades, que incógnita el no saber nada de mecánica, que desalentador no saber si el dinero alcanzaría, que pena hacer tantos amigos nuevos y tener que dejarlos, que nublada la visión del futuro lejano….

Como verán, no todo es color de rosas, así han sido nuestros comienzos en esta aventura, ven, esto, este viaje antes de ser lo que es hoy día, fue un momento de grandes crisis, replanteos, una volcán activo, un gran “brain storming” antes del proyecto final. Nada amigos, pero nada, esta demarcado por una solución de libro, porque lo cierto es que en cada uno de ustedes hay una solución para cada uno de sus “problemas”, de misma manera nadie tiene una solución genérica para algo, es por eso que jamás podremos darles una respuesta a sus incógnitas con respecto a viajar o a como hacerlo, porque deben hacer el proceso y luego de atravesarlo y haber navegado la tormenta podrán saber cual es el camino que sigue. Algunos de manera mas natural y otros mas caóticos como nosotros, pero cada quien a su tiempo encontrara el sueño, su misión en este planeta.

blog-barreal-san-juan-cielo-nocturno-nota.viaje-sin-destino-argentina-alaska

 

Claro, van a creer que soy un negativo, pero solo reconociéndoles todo lo que fue mal, es que vamos a poder disfrutar juntos todo lo que va mas que bien. Como decía, hoy el camino ha dado un giro de 360°, antes solíamos preocuparnos por cosas efímeras como ¿Qué debíamos ponernos? ¿Qué celular debíamos comprar? ¿Qué cerámica deberíamos elegir para el piso de casa?, no es que sean cosas que no importen, pero deben importar en el nivel que deben importar, ni un escalón mas, y se convierte en un problema cuando solo se vive pensando en eso.

Hoy podemos sentarnos a orillas de las costas del caribe, mirar atrás y transitar el camino recorrido que no es ni más ni menos que toda Sudamérica. El viento sabe más rico en la cara, viviendo en tan inmensa libertad, tocar el agua de cada lago, laguna, río, mar u océano reconociéndolo, respetándolo y saludándolo en cada oportunidad aunque sea la última vez que lo veas o reencontrándolo, como el Atlántico luego de despedirlo en Punta del Este, Uruguay y volviéndolo a ver en Colombia.

blog-salar-de-uyuni-bolivia-viaje-sin-destino-desierto-sal-espejismo-argentina-alaska

Hemos aprendido a ser aun mas respetuosos, a cuidar el medio que nos envuelve, a admirar y saludar el cielo nocturno con sus estrellas, y el diurno con el gran Sol que alumbra nuestros rostros cada mañana. Nos hemos acostumbrado a entrar en casas de familia y ser recibidos como un miembro mas, a que nos ofrezcan todo lo que tienen y mas, a que nos den su amor y abrazos para guardarlos en nuestras mochilas de sentimientos para los momentos difíciles.

Hemos tomado lecciones de mecánica y ahora Aurora tiene sus dos mecánicos oficiales cuidando de ella en cada paso que da, porque cuidarla a ella también es querer las rutas y querer este proyecto que crece día a día. Hemos recorrido caminos de montaña, pampas, desiertos, bosques, playas, y solo las estrellas sabrán que otros paisajes nos esperan.

Hemos sumado seguidores en nuestra página, seguidores que no son eso, son gente que tiene ganas de ver las cosas que vemos, y a ellos agradecemos, porque también son una gran mano que nos sostiene.

Nos hemos probado a nosotros mismos que si se quiere se puede ir a la cueva mas misteriosa sin que exista un tour que te lleve al mismo, como la Cueva de los Tayos, nos hemos probado a nosotros mismos que aunque estés en el desierto de Atacama a las 12 del mediodía con el motor recalentando, si se cree se puede bajar la temperatura del mismo, nos hemos probado a nosotros mismos que la gente o los países que solo conocíamos por tv o por comentarios terminaron siendo mas hermosos y hospitalarios de lo que hubiéramos imaginado, nos hemos probado que cruzar la cordillera de los Andes en uno de sus pasos mas altos, como fue el paso de Jama, es posible y sin fundir el motor, nos hemos probado que conocer el gran santuario inca peregrinando 4 días por la selva hasta llegar es posible, nos hemos probado que aprender de mecánica VW es mas fácil de lo que parece y solo requiere voluntad de aprendizaje, nos hemos probado que la vida esta hecha de muchos momentos, felices, tristes, rutinarios, cambiantes, pero que siempre, al final de todo, cuando el día termina, lo que recordas y guardas para siempre es la moraleja y los precisos momentos en que viste dibujada en tu cara una sonrisa y en la de mi compañera de vida otra.

Solo les voy a pedir un minuto más de su tiempo, mientras leen este texto dejen todo por un segundo, dejen el celu, dejen los mensajes del face, dejen todo y pongan atención. Me gustaría compartir un poco de esto con ustedes, esto que veo frente a mí y les pido que cierren los ojos y se relajen, den tres inhalaciones profundas y larguen el aire bien despacio, y con su intensa imaginación escuchen el mar, todos vimos o escuchamos o sentimos alguna vez como el agua va y viene y se escurre llevando y trayendo arena, es como un sonido latente, un sonido que va y que viene e imaginemos lo que escuchamos, imaginemos el mar, ahí, delante nuestro, caminen un poco y mojen sus pies en el agua, que lindo verdad?? Que paz sentimos, ahí ya nada nos molesta, ese es nuestro mundo, ese es nuestro espíritu, eso que tanto nos gusta y nos hace sentir bien, sea un mar, un río, una montaña, el desierto, la pampa, eso, es ni más ni menos que lo que habita en nuestro interior, ese es nuestro verdadero ser, y lo ignoramos a diario con todos los ruidos y ajetreos, pero tomamos cinco minutos para escucharlo siquiera?

Hoy cumplimos 12 meses de ruta y si hay algo que el viaje me enseña cada vez mas y mas, y espero poner día a día mas en práctica, es que de la tierra somos y a la tierra volvemos, somos polvo de estrellas, somos seres mágicos que por alguna extraña fusión del universo terminamos creciendo aquí, en este planeta, en la Tierra; aprendamos a cuidarla, amarla y respetarla, vivamos en armonía con ella, así como nuestros abuelos o antiguas culturas nos enseñaron y nos enseñan a hacerlo, tomando lo bueno del pasado y de la modernidad para ponerlo al servicio de la vida.

 

arriero-y-chapolera-eje-cafetero-colombia-blog-viaje-sin-destino-argentina-alaska

Muchos nos preguntan cómo hacer lo que hacemos, y puede que suene cursi, pero en serio, de corazón, solo hace falta una cosa, determinación, pero por sobre todo estar conectado con todos, cuando uno se deja llevar por la corriente, en vez de estar protestando cuando las cosas no se dan, es cuando mejor te va. Si estas bajoneado y triste o perdido y no sabes que hacer, tomate todos los días aunque sea cinco minutos para respirar hondo y escuchar el mar dentro tuyo, a la larga vas a encontrar soluciones que aparecerán naturalmente en tu vida. Yo no tengo religiones ni grupos, ni se de meditación, solo se de lo que aprendí, que hablar de corazón me hace bien, me ayuda a hacer amigos y hoy quería compartirlo con ustedes…..

 

GRACIAS!!!

 personas-en-el-camino-blog-viaje-sin-destino-argentina-alaska-recorriendo-america

 

Paul

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

One thought on “Atreviéndome a sentir: 12 meses de vida

  1. Hola amigos, les hablo de Bolivia, de casualidad encontre su blog, al buscar informacion sobre la cueva de los tayos en Ecuador, lugar al que deseo con tantas ansias oder ir, se que lo hare algun dia, su blog me parece increible, tan lleno de vida, alegria conociendo lugares a los que muy pocos deben conocer todos juntos. En su viaje vi la ruta que tomaron, para llegar hasta Ecuador, pero no veo el camino que tomaron para llegar hasta la cueva de los tayos, su recorrido termina en el punto 123 de Limon Indanza, y por lo que se la cueva esta un poco mas hacia la frontera con el Peru desde ese punto, Les pregunto esto porque al año si Dios quiere hare el recorrido en moto, si talves podrian darme algunas indicaciones para llegar hasta la cueva y como hicieron el descenso, hay alguna agencia que te lleva? o Guias? Yo soy de Cochabamba, Bolivia, y si algun dia vienen por aqui no duden en hablarme para ayudarlos en todo lo que se pueda.

    Saludos, Javier Fernandez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*
*
Website