Alebrijes, un mundo de color y detalle

Un día caminando con Erika por la peatonal de Playa del Carmen, ya un tanto aburridos de ver siempre lo mismo, nos topamos con una vidriera que capto novedosamente nuestra atención y mucho mas la de ella. Dentro, en unas repisas, había dispuestas unas tallas en madera, algunas de animales y otras un poco mas raras de extrañas criaturas, y otras mezcla de dos o mas animales.

alebrije-zapoteca-san-martin-tilcajete-oaxaca-blog-viaje-sin-destino-kombi-amarilla

alebrije-zapoteca-san-martin-tilcajete-oaxaca-blog-viaje-sin-destino-kombi-amarilla

 

No fue solo esto lo que nos cautivó, sino el delicioso y exhaustivo trabajo de pintura realizado en ellos, lo cual lo convertía no solo en una artesanía más de las que ya estábamos acostumbrados a ver, sino en un objeto arte, en algo único que jamás habíamos visto en otra parte de la América recorrida. Intrigados por saber mas a cerca de él o la artista terminamos descubriendo que no se trataba de uno o dos, sino de todo un pueblo dedicado por años a la creación de estas fantásticas obras pertenecientes al estado de Oaxaca. Aquí escuchamos por primera vez y aprendimos el significado de la palabra “alebrije”.

alebrije-zapoteca-san-martin-tilcajete-oaxaca-blog-viaje-sin-destino-kombi-amarilla

 

alebrije-zapoteca-san-martin-tilcajete-oaxaca-blog-viaje-sin-destino-kombi-amarilla

 

La artesanía y palabra fue inventada por Pedro Linares Lopez en 1936, quien fuera cartonero de oficio, que luego de enfermar y perder la conciencia, cayo en un profundo sueño que le revelo las mas extrañas criaturas con que comenzaría un camino como artista de la ciudad de México. La técnica en principio fue de papel mache o cartonería, el mismo material con el que hacen las piñatas aquí, y posteriormente como en los 80´s se adaptaron los diseños de Linares a las tallas de madera de Copal que ya se realizaban en la región de Oaxaca, generando una nueva fuente de ingresos para las familias de la zona.

alebrije-zapoteca-san-martin-tilcajete-oaxaca-blog-viaje-sin-destino-kombi-amarilla

alebrije-zapoteca-san-martin-tilcajete-oaxaca-blog-viaje-sin-destino-kombi-amarilla

 

Luego surgen los estilos, y aquí depende básicamente de cada artista, pero claramente podemos identificar dos, el estilo pectoral que se destaca por sus decoraciones con flores, joyas y colores bien contrastantes basados en los danzantes. Y luego el estilo zapoteca que esta decorado con grafismos con significados basados, como su nombre lo indica, en la cultura zapoteca.

alebrije-zapoteca-san-martin-tilcajete-oaxaca-blog-viaje-sin-destino-kombi-amarilla

alebrije-zapoteca-san-martin-tilcajete-oaxaca-blog-viaje-sin-destino-kombi-amarilla

 

Mas adelante, cuando llegamos a la ciudad de Oaxaca, preguntamos en que pueblo podíamos conseguir más información al respecto y tal vez conseguir nuestro propio alebrije directo de fábrica, de las manos del artista.

A 26kmts de allí esta el pueblo de San Martín Tilcajete, un pueblo donde las familias hace años aprendieron a elaborar estas piezas y transmitir ese aprendizaje de generación en generación, convirtiendo cada casa en un negocio familiar en donde todos los integrantes forman parte de la cadena. Al llegar al pueblo, sus calles de tierra delataron lo pequeño de su territorio y nos hizo sentir mas a gusto, como en casa. Amamos cuando tenemos la posibilidad de conocer sitios así, únicos, donde se puede conversar con la gente a cada paso, y te miran como asombrados, porque quizá nunca antes vieron viajeros que vengan de tan lejos en su propio vehículo.

alebrije-zapoteca-san-martin-tilcajete-oaxaca-blog-viaje-sin-destino-kombi-amarilla

alebrije-zapoteca-san-martin-tilcajete-oaxaca-blog-viaje-sin-destino-kombi-amarilla

 

Estacionamos a Aurora y salimos a caminar, siguiendo los letreros cada dos metros que indicaban “Alebrijes aquí”, “Casa de Alebrijes”, “Casa de arte”, etc. En los hogares de cada familia, todos tienen sus puertas abiertas de par en par, y adelante destinan un sector a la exposición y venta de sus piezas. Entrar en cada casa es un nuevo mundo de anécdotas, donde cada uno comparte su pasión por lo que hace y muestra su propio estilo. Así, preguntando aquí y allá, mirando, charlando, llegamos a la casa de uno de los más grandes maestros del arte de los alebrijes. Su nombre es Jacobo, él, con su mujer llevan a cabo un negocio de arte, que con los años ha crecido cada vez mas y mas, y la verdad bien merecido, porque no solo han llevado estas artesanías a otro nivel, sino que han sido los inventores de los “alebrijes zapotecas”, los que tienen grafismos basados en los antiguos pobladores de la zona. Sus tallas tienen un detalle y una terminación que realmente generan envidia sana del pulso de quien pinta con tanto esmero. Erika enloqueció, porque claro, ella en sus dibujos tiene lo mismo, paciencia, dedicación y por sobre todo un detalle que desafía la visión del ojo humano común, como el mío.

alebrije-zapoteca-san-martin-tilcajete-oaxaca-blog-viaje-sin-destino-kombi-amarilla

alebrije-zapoteca-san-martin-tilcajete-oaxaca-blog-viaje-sin-destino-kombi-amarilla

alebrije-zapoteca-san-martin-tilcajete-oaxaca-blog-viaje-sin-destino-kombi-amarilla

 

Allí nos recibió su hermano, quien además de invitarnos una copita del Mezcal, bebida típica de la zona, luego de prender unos carbones, echar resina de Copal sobre ellos y limpiar nuestro espíritu con el aroma del mismo, nos indicó todo el proceso de esta fábrica de sueños.

alebrije-zapoteca-san-martin-tilcajete-oaxaca-blog-viaje-sin-destino-kombi-amarilla

alebrije-zapoteca-san-martin-tilcajete-oaxaca-blog-viaje-sin-destino-kombi-amarilla

alebrije-zapoteca-san-martin-tilcajete-oaxaca-blog-viaje-sin-destino-kombi-amarilla

 

El negocio familiar lo empezó su padre, pero Jacobo y sus hermanos llevaron el negocio al siguiente nivel. Primero se selecciona la madera que por lo general deberá ser de un árbol de Copal, que cuenta con dos colores, blanco y rojo; y según la talla que se desee hacer, se elegirá el color correspondiente. Luego se procede a tallar y dar vida a la pieza, poco a poco y viendo que animal o criatura surge de él, posteriormente se debe tratar la madera con gasolina e insecticida líquida porque este árbol tiene una madera blanda y las termitas aman alimentase de él.

alebrije-zapoteca-san-martin-tilcajete-oaxaca-blog-viaje-sin-destino-kombi-amarilla

alebrije-zapoteca-san-martin-tilcajete-oaxaca-blog-viaje-sin-destino-kombi-amarilla

alebrije-zapoteca-san-martin-tilcajete-oaxaca-blog-viaje-sin-destino-kombi-amarilla

 

Una vez terminado esto, se procede al secado de la madera, que dependerá del tamaño, en algunos casos hasta 2 años. Ya seca la pieza de madera, que seco naturalmente al Sol todo ese tiempo, probablemente presente rajaduras en algunos sitios, que serán rellenadas con una mezcla del aserrín del copal y una especie de cola de carpintero. Una vez lijada, esta lista para su decoración, primero con una mano de pintura como base y luego con los detalles que se le quiera dar.

alebrije-zapoteca-san-martin-tilcajete-oaxaca-blog-viaje-sin-destino-kombi-amarilla

alebrije-zapoteca-san-martin-tilcajete-oaxaca-blog-viaje-sin-destino-kombi-amarilla

alebrije-zapoteca-san-martin-tilcajete-oaxaca-blog-viaje-sin-destino-kombi-amarilla

 

Jacobo y su familia están comprometidos con el uso de este material, y por cada árbol que usan, plantan otros 200 mas, que son injertos de las ramas mas pequeñas del árbol, ya que la semilla del Copal no es fértil y ésta es la única forma de hacerlo crecer. Su casa-taller es un lugar que otorga a la gente la posibilidad de aprender y trabajar, sus artesanos son muchos y también los estudiantes que practican la técnica pasando por distintos niveles para ir afianzando el pulso y la calidad del trabajo.

alebrije-zapoteca-san-martin-tilcajete-oaxaca-blog-viaje-sin-destino-kombi-amarilla

alebrije-zapoteca-san-martin-tilcajete-oaxaca-blog-viaje-sin-destino-kombi-amarilla

alebrije-zapoteca-san-martin-tilcajete-oaxaca-blog-viaje-sin-destino-kombi-amarilla

Nos contó que cuando Francisco I fue elegido nuevo papa, Oaxaca lo eligió a él como representante de la región para llevarle un regalo, en este caso un niño Jesús hecho alebrije, con todos sus detalles y nos cuenta entre risas que Bergoglio, al verlo, no pudo decir otra cosa mas que “Esta bueniiiiiiiiisimo” bien a lo argento.

alebrije-zapoteca-san-martin-tilcajete-oaxaca-blog-viaje-sin-destino-kombi-amarilla

alebrije-zapoteca-san-martin-tilcajete-oaxaca-blog-viaje-sin-destino-kombi-amarilla

alebrije-zapoteca-san-martin-tilcajete-oaxaca-blog-viaje-sin-destino-kombi-amarilla

 

Honestamente nos hubiera encantado llevarnos una de sus tan delicadas piezas, pero claro, el presupuesto viajero no nos lo permite, jaja, aunque debemos decir que nos fuimos felices con el trato que nos dieron, nos hicieron sentir como en casa y nos enseñaron mucho a cerca de este arte. En qué punto una artesanía se convierte en arte? bueno, aquí creo que quedo más que claro que el amor y el canal artístico con que nacen ciertas personas es innegable y eso se nota cuando alguien no hace solo algo que le pueda dar dinero, sino algo que refleje un retrato directo de su alma de artista.

alebrije-zapoteca-san-martin-tilcajete-oaxaca-blog-viaje-sin-destino-kombi-amarilla

alebrije-zapoteca-san-martin-tilcajete-jacobo-en-su-taller-oaxaca-blog-viaje-sin-destino-kombi-amarilla

.

Aqui pueden ver el video con el proceso completo

Paul

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

3 thoughts on “Alebrijes, un mundo de color y detalle

    • Hola Jean Baptiste, buscalos en google como Jacobo y MAria Angeles y los vas a encontrar. Tilcajete es bien pequeño, y si preguntas a un vecino por alli, seguramente te indique como llegar a su casa/taller. Saludo y disfruta tu estadia en Oaxaca, es hermoso!

  1. Me encantan los alebriges me quiero comprar uno. Que detalles, que colores, me enamore de esas criaturas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*
*
Website